TLAHUICOLE

El capitán tlaxcalteca que prefirió el sacrificio

Tlahuicole: lo hicieron prisionero los huejotzincas y fue llevado ante Moctezuma II, quien, por tratarse de tan eminente guerrero, le dio la libertad; pero Tlahuicole no quiso regresar a su patria por considerarlo ignomiso, sino ir a la campaña contra los tarascascos y, finalmente, pidió morir en el sacrificio gladiatorio. Él ya pertenecía a los dioses del cielo, habiendo sido capturado en las guerras floridas.

Tlahuicole, enemigo de los mexicas, fue aprehendido cuando no podía salir de una ciénaga. Conducido el notable tlaxcalteca ante Moctezuma II, recibió una tentadora propuesta: tan valeroso general seguiría con vida y obtendría los honores y las riquezas que correspondían a su dignidad si peleaba al lado de los aztecas. Tlahuicole rehusó al principio, pero luego aceptó con la condición de que no hubiera luchas contra su propia gente, los de Tlaxcala. El monarca mexica lo mantuvo con distinción en su reino y le solicitó que dirigiera la guerra contra los de Michoacán. Esta vez Tlahuicole sí aceptó y dio tal muestra de valor y destreza para el combate que obtuvo mayormente las simpatías de Moctezuma, quien entonces le ofreció un empleo fijo en sus ejércitos; a esto el tlaxcalteca rehusó definitivamente. Reconociendo la valentía y firmeza de Tlahuicole, Moctezuma le devolvió la libertad para que regresara con los suyos.

El preclaro tlaxcalteca sintió entonces que no podía ver cara a cara a su gente, pues los había traicionado al ganar victorias para los aztecas. Así era la nobleza de espíritu entre los antiguos mexicanos. Pidió morir en el sacrificio gladiatorio, que consideraba honroso, antes que retomar avergonzado a su pueblo. Atado al temalácatl, derribó a ocho de los mejores guerreros aztecas. Por segunda vez rehusó la libertad que dignamente había alcanzado y pidió ser ofrendado al dios de la guerra. El sacrificio se hizo entre demostraciones de júbilo por el agrado con que Huitzilopochtli recibiría tan insigne corazón. 

Acerca de ALOTZIN

HOMBRE TERCO EN SUS IDEALES EL SERVICIO ES UNA FORMA DE TRASCENDENCIA EL VIAJAR ES UNA PASION LAS PERSONAS, LIBROS, PELICULAS Y LOS MOMENTOS DE LA VIDA SON UN GRAN APRENDIZAJE
Esta entrada fue publicada en GUERREROS DEL MEXICO PREHISPANICO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s